DESTELLOS & REFLEJOS


Rayos que encienden y resplandecen nuestro entorno, chispas de luz que nos embellecen la vida, son capturados por un ojo creativo para impactarnos con un panorama que se convierte en ficción, en un cuento surreal, en un paisaje digno de observar y admirar, una y otra vez, en una obra de arte.

Los destellos de luz, representantes del movimiento, enaltecen y expanden el foco del fotógrafo, oscureciendo lo más lejano. A veces, los destellos son la trayectoria de un objeto que el fotógrafo hace bailar y correr de un extremo al otro, y en otros momentos parecen pinceladas que dibujan el espacio simulando una pintura.

Los reflejos son el espejo de una realidad que no siempre percibimos... la observa el que contempla con un lente curioso y se toma un tiempo para capturar de manera minuciosa la textura, las transparencias y el brillo que se refleja en cualquier superficie. El brillo de esos reflejos a veces se convierten en destellos si hay alta exposición de luz.

Cuando hay reflejos, hay poesía. Si hay destellos, hay música. Los destellos se producen por un instante y dan paso a otro formando una estela, o una canción, en la cual cada sonido compone un cuadro de destellos, protagonistas de una orquesta formada de luces individuales, no un espejo como parece ser el reflejo.

Pero, sin poesía no habría música… sin luz no hay resplandor de la belleza. La música está compuesta por poetas, así como los destellos de reflejos.

Mariela Lairet
Curadora y Directora

Galería Estudio Arte 8